Invierno en Baleares

Los inviernos suaves de Baleares propician un sinfín de experiencias culturales: museos, patrimonio, espectáculos... Pero también es tiempo para disfrutar de la naturaleza y de paisajes como los almendros en flor del ibicenco Valle de Corona o del interior de Mallorca. También hay pueblos que, en invierno, parecen desplegar aún más encantos: Valldemossa, Deià, Sóller... Y, por supuesto, cobran protagonismo la gastronomía y las tradiciones, como la Navidad (con el ancestral canto de la Sibil•la en Mallorca) o las populares fiestas de Sant Antoni.