Este festival es un disfrute para los amantes de la música clásica durante las noches de verano

Desde 1961 se celebra el Festival Internacional de Música Clásica en el precioso Claustro de Santo Domingo, situado en la localidad de Pollença, que en estos días se convierte en el escenario más atractivo de la isla.

Pollença es una preciosa población ubicada al norte de la isla de Mallorca; sus pintorescos paisajes, la cultura y tradición de sus gentes harán volar tu imaginación. Es un espacio para conocer y disfrutar de su autenticidad. El puerto, el cabo de Formentor y Cala Sant Vicenç forman un destino cargado de contenidos, recorridos y paisajes que respiran historia por todos sus rincones.

Además, el entorno de Pollença ofrece un sinfín de posibilidades para los amantes de la naturaleza y el aire libre. Caminos que invitan a reflexionar, increíbles rutas ciclistas y unas instalaciones que permiten la práctica de cualquier deporte.

Pollença siempre saca jugo a sus días y celebra fiestas durante prácticamente todo el año, pero hay una en especial que contribuye a engrandecer esta población con tradición y cultura musical.

El Festival de Música Clásica de Pollença, perteneciente a la Asociación Europea de Festivales, es un evento de referencia internacional en el circuito de festivales de este género que es presidio por S.M la Reina Emérita Doña Sofía. Aquí se dan cita las mejores orquestas y reconocidos solistas, así como coros y cantantes de ópera. La impresionante acústica del claustro de Santo Domingo es elogiada por los participantes y asistentes del evento año tras año.

Durante sus 40 años ininterrumpidos de existencia y constante evolución, se ha podido escuchar a Mstislav Rostropovich, Jessye Norman, Alban Berg Quartett, Montserrat Caballé, la Orquesta Nacional de Francia con Lin Maazel… Más de 700 artistas solistas, conjuntos y orquestas han actuado en este increíble escenario desde el nacimiento del festival.

Actualmente el Festival de Pollença regresa a sus orígenes, abandona la literatura y el cine de anteriores ediciones para centrarse en el sentido más amplio de la música clásica, dando cabida a acercamientos al jazz, música electrónica, a composiciones del siglo XX e incluso revisiones de clásicos para el público infantil. Sin duda un magnífico evento en un escenario inolvidable que no puedes perderte.