La menor de las dos grandes lagunas de Formentera, donde se dan cita el paisaje natural y la memoria histórica

Abierto al mar por un punto, Sa Boca, este estanque ha sido siempre refugio para embarcaciones de poco calado y lugar de pesca abundante. En su orilla oriental se conservan restos de una antigua colonia penitenciaria para presos republicanos de la Guerra Civil española (sitio declarado actualmente Bien de Interés Cultural).

La protección natural contra los temporales con que cuenta este estanque ha permitido la proliferación de especies de animales y plantas que lo convierten en un hábitat excepcional. 

Los habitantes de Formentera lo aprovecharon como pesquera y lugar de fondeo, y en sus aguas se curaban maderas destinadas a la construcción e incluso botas para el vino. En el siglo XIX se consideró que era una “hacienda inundada” y este artificio legal permitió su privatización de cara a su explotación como granja piscícola. En los años de la Guerra Civil y hasta 1943 su orilla oriental fue escenario de la construcción de una Colonia Penitenciaria en la que murieron varias decenas de presos republicanos. 

Al final del siglo XX ser recuperó su uso público junto con la finca de Can Marroig. Rodearlo a pie es un placer y en sus aguas se pueden practicar el piragüismo y la vela.

Dirección:
C/ Mallorca, 15
07871 Formentera

E-mail:
turismo@formentera.es

Web:
http://www.caib.es/sites/espaisnatura...

Teléfono:
+34 971 32 12 10