Moros y cristianos, ¡revive la batalla más popular de Mallorca!

A las tres de la tarde el repique de campanas alerta a la ciudad de Sóller, se divisan naves enemigas en el horizonte. Es el lunes posterior al segundo domingo de mayo y empieza Es Firó, la fiesta que rememora la valiente resistencia de los sollerics frente al ataque de piratas sarracenos en 1561.

Esta hazaña escenificada año tras año por todos los ciudadanos de Sóller, te trasladará a un momento crucial de la historia de este bello lugar ubicado en un valle de la Serra de Tramuntana, patrimonio de la Humanidad. ¡Empieza Es Firó!

Los payeses, ataviados con su tradicional vestimenta, se reúnen en la Plaça dels Estiradors, en el centro de Sóller, para ir a la batalla. Es entonces, cuando el Capitán Angelats se encomienda a la Mare de Déu de la Victòria y anima a los payeses y payesas de Sóller al grito de “A la lluita sollerics!”.

Toma el tranvía hasta el puerto para trasladarte al escenario de la primera batalla, la Playa de Can Generós, donde las tropas sarracenas con sus caras pintadas de negro y espada en mano tratan de desembarcar. Los payeses sollerics armados con escopetas retienen el primer ataque en una intensa batalla seguida muy de cerca por curiosos que observan asombrados el fervor de los participantes.

El segundo ataque tiene lugar en la Playa d’en Repic, siempre bajo la atenta mirada de los espectadores que, al son de la música que encontrarás en todas las calles y plazas, animan a su bando favorito. Los sarracenos comandados por el Rey moro consiguen ganar terreno, se dirigen al pueblo de Sóller por el mítico Pont d’en Barona mientras los saqueos se producen a lo largo del camino. En ese momento es donde aparecen las llamadas Valentes Dones, dos hermanas representadas por las jóvenes sollericas que consiguieron defender su casa matando al pirata enemigo.

El saqueo se convierte en una durísima batalla final escenificada en la plaza principal de Sóller, donde los sollerics salen vencedores entre el sonido de los disparos de los trabucos y el olor a pólvora.

Terminada la batalla, moros y cristianos entonan juntos La Balanguera, hoy convertida en himno de Mallorca; un momento único y emotivo que se prolonga con una gran fiesta a lo largo de toda la noche. ¡No te la pierdas!

Para saber más

01

Paraje natural Sierra de Tramuntana (Andratx, mallorca)

Una maravilla de la naturaleza