¡Sube al Tren de Sóller!, un viaje al pasado con parada en las estaciones del arte

Más de 100 años de funcionamiento han convertido al Tren de Sóller en uno de los más importantes atractivos turísticos de Mallorca, aunando historia, paisaje y arte.

El Tren de Sóller, que une la capital Palma con la ciudad de Sóller desde 1912, te brinda la oportunidad de admirar algunos de los paisajes más bellos de esta isla. Montañas repletas de pinos, encinas y olivos milenarios, cimas rocosas, bancales con paredes de piedra en seco, pequeñas casitas de tejas pintadas, torrentes y valles te harán desear que el viaje se prolongue. A tu llegada, un verde valle de naranjos dibuja un espectáculo fascinante, retratado por numerosos artistas. En pleno centro de esta ciudad marcada por el modernismo, te sorprenderán obras como “La Maja Negra” de Joan Miró o el gigantesco mural del escultor y ceramista Joan Gardy Artigas, realizado con motivo del primer centenario del Ferrocarril de Sóller. Aprovecha el viaje para descubrir numerosos atractivos como la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, el museo modernista de Can Prunera o la Cooperativa de Sóller, donde conocerás de primera mano el proceso de elaboración de su aceite. Los sábados te recomendamos visitar el tradicional mercado de la ciudad, pero no olvides tomar el tranvía que te llevará hasta el mar y disfrutar de la sabrosa gastronomía marinera y la gamba roja, imprescindibles del Puerto de Sóller.