Robert Graves, un apasionante viaje por la vida del escritor inglés

Un mito que vivió guerras, romances y que acabó sus días en un paraíso llamado Mallorca

La unión de Robert Graves y el pueblo de Deià es tan personal y profunda que los dos, escritor y pueblo mallorquín, han corrido una suerte semejante en su proyección mundial.

Nacido en Wimbledon (1895), el famoso poeta, escritor y novelista inglés tuvo una intensa vida marcada por el amor y la guerra. Enviado a Francia para servir en la Primera Guerra Mundial, Graves resultaría gravemente herido hasta el punto de ser dado por muerto. Las experiencias vividas en el seno de la batalla, marcarían sus primeros poemas recogidos en Sobre el brasero (1916).

Más allá de la guerra, tres mujeres marcaron el devenir del escritor. Junto a su primera esposa, Nancy Nicholson se trasladó a Egipto para impartir clases de literatura inglesa en la Egypcian University. Ya separado de Nancy, la poetisa norteamericana Laura Riding le acompañaría en su primer viaje a Mallorca, donde juntos descubrieron el precioso pueblo de Deià, un enclave privilegiado de la Serra de Tramuntana salpicado de verdes peñascos que se erigen frente al mar Mediterráneo.

Un impresionante paisaje que inspiró la vida y la obra de Robert Graves, y es que tal y como apuntó Gertrude Stein al escritor “Mallorca es el paraíso, si puedes resistirlo”. Y tan convencido quedó, que allí se instaló junto a Laura Riding, primero en la llamada Ca Sa Salerosa y después en una casa que hizo construir a poco más de un kilometro de Deià, denominada Ca n’Alluny, posteriormente adquirida y acondicionada por la Fundación Robert Graves para ser visitada. En esta casa, Graves y Riding fundaron la editorial Seizin Press, con la que publicaron diversas obras suyas y de otros escritores. De ahí saldría, entre otras, su célebre obra Yo, Claudio, que más tarde fue ampliada en Claudio el Dios (1934). 

En 1936, con la Guerra Civil española, Graves y Riding se vieron obligados a abandonar Mallorca, instalándose finalmente en Estados Unidos, donde acabarían separándose. De vuelta a Inglaterra, Graves empezaba una relación sentimental con Beryl Hodge. En 1946, enamorado de Beryl y de los años que pasó en el pueblo de Deià, decidió regresar a la isla, lo que marcaría el inició de una época muy prolífica que terminaba el 7 de diciembre de 1985, cuando Robert Graves fallecía en este hermoso pueblo mallorquín a la edad de 90 años. 

Con más de 240 libros sobre mitología y poesía, novelas históricas, biografías y relatos infantiles, Graves dejaba tras de sí un legado artístico incomparable y una intensa vida amorosa que le brindó 8 hijos. Convertido en mito, la casa donde vivió y el pequeño cementerio de Deià en el que reposa su tumba, son un lugar de peregrinaje para los seguidores de su obra y su vida.

Para saber más

01

Museo Ca n'Alluny, Casa Museo de Robert Graves (Deià, mallorca)

Evocadora casa en la que habitó el escritor inglés Robert Graves


02

Torre sa Pedrissa (Deià, mallorca)

Vestigios de una torre de defensa contra incursiones marítimas y con vistas espectaculares


03

Museo Son Marroig (Deià, mallorca)

Casa museo dedicada al archiduque Luis Salvador de Austria


04

Cementerio Deià (Deià, mallorca)

Pintoresco cementerio donde está enterrado el famoso escritor inglés Robert Graves


05

Paraje natural Sierra de Tramuntana (Andratx, mallorca)

Una maravilla de la naturaleza