Cala Saona

La mejor puesta de sol de Formentera

Cuando te digan que no puedes irte de Formentera sin haber visto Cala Saona te estarán dando un buen consejo.

Es una pequeña playa virgen situada en el oeste de la isla, a escasos 5 kilómetros de la capital, Sant Francesc Xavier. La arropan los acantilados de Punta Rasa y forma parte del Área de Especial Interés de Cap Alt. De aguas increiblemente turquesas y una tranquilidad envidiable, Cala Saona cuenta con todos los servicios: hamacas, sombrillas, restaurante, chiringuito... El acceso a la playa es sencillo. 

Puedes llegar en tu bicicleta cómodamente, en coche, ciclomotor y en transporte público. Allí encontrarás también los pequeños varaderos de madera que salpican el litoral de la isla confiriéndole su personalidad genuina. Debido a su orientación, cada tarde allí ocurre algo mágico. La gente se congrega allí para despedir el día y asistir en silencio a la fusión del sol con el mar. Un aplauso colectivo y un sentimiento de pertenencia a algo grande te invadirá. Regálate una puesta de sol en Cala Saona. Entenderás por qué te lo recomendaban...