Cueva visitable Can Marça

La huella del agua

En el norte de Ibiza se encuentra Can Marçà, una impresionante cueva de unos 100.000 años de antigüedad ubicada en el interior de un acantilado del Port de Sant Miquel de Balansat. La cueva, a unos 14 metros de altura, se formó por fallas telúricas.

Ha soportado glaciaciones y temperaturas extremas, aunque hoy se encuentra prácticamente fosilizada. Sólo en algunas galerías interiores el goteo del agua continua esculpiendo estalactitas y estalagmitas.

Desde los diferentes miradores se obtienen espectaculares panorámicas del Port de Sant Miquel, el Pas de s'Illa, la isla Murada y la torre des Molar. La visita a la cueva, de unos 40 minutos de duración, permite observar texturas y formas únicas, antiguas formaciones geológicas, cascadas y cursos de agua, todo ello amenizado con efectos de agua, luz y sonido. 

Can Marçà fue utilizada por los contrabandistas para esconder sus mercancías, que izaban desde el mar. Hoy en día todavía se distinguen las marcas negras y rojas que señalaban la entrada y la salida al recinto.

Dirección:
Avda. Beniarràs, 36
07815 Sant Joan de Labritja

E-mail:
info@covadecanmarsa.com

Web:
http://www.covadecanmarsa.com/

Teléfono:
+34 971 33 47 76