Cala Deià

Una playa mítica de la Costa Nord

Es una de las playas más conocidas de Mallorca: una cala de piedras y arena gruesa situada en un paisaje idílico, puramente mediterráneo, embellecido por pequeños islotes que emergen de aguas transparentes y casetas varadero o escars con rampas en las que los pescadores guardan barcas y enseres.

Se abre entre Punta de Son Beltran y Sa Pedrissa, donde todavía se yergue una torre de vigilancia a la que puedes acercarte dando un paseo de unos 20 minutos por la costa. A tus espaldas se alza el enigmático pico de Es Teix (1.064 m de altitud), mientras que al frente contemplas un bellísimo entrante de mar flanqueado por acantilados de media altura coronados por pinos y matorrales. Los fondos de roca y arena te invitan a ponerte las gafas de buceo para disfrutar de la vida sumergida. Es un lugar muy concurrido en verano, cuando aparecen caras famosas y fondean lujosos yates frente a la costa. La orilla, de unos 70 m de longitud por unos 6 m de anchura, carece de servicios, pero disfruta de la presencia de excelentes restaurantes de pescado y marisco. 

Para llegar por carretera desde Sóller (a 13,9 km) o Valldemossa (a 13,5 km) debes seguir las indicaciones hacia Deià, donde encontrarás la señalización para llegar a la cala, que dispone de aparcamiento. También puedes desplazarte a pie desde el pueblo dando un agradable paseo de 1,5 km de recorrido.