Fortaleza Fortalesa de la Mola

Una imponente fortaleza, guardiana del puerto de Maó

En una península situada en la bocana del puerto de Maó, se erige la fortaleza de La Mola, la principal y más importante obra de ingeniería militar de Menorca.

La importancia estratégica del puerto de Maó se puso de manifiesto a lo largo de los siglos XVIII y XIX. Destruido el castillo de San Felipe, e indefensa la isla, la fortaleza de Isabel II se construyó entre 1848 y 1875 ante la amenaza recurrente de que distintas potencias extranjeras pudieran ocupar de nuevo Menorca.

La fortaleza se diseñó de acuerdo con los diseños e ideas del ingeniero militar Montalambert, que concentraba los fuegos en los ángulos entrantes, donde situaba reductos y casamatas en diferentes niveles, defendiendo escarpa y foso. Así, la Mola con su frente poligonal, permitía defender tanto el frente marítimo como el terrestre. El hornabeque, como centro de la fortaleza, defendía por su costado derecho ese frente terrestre, y por su ala izquierda batía el  marítimo.

En años posteriores La Mola experimentó nuevas ampliaciones con la instalación de diferentes puestos artilleros, destacando los cañones Vickers del 38, instalados antes de la Guerra Civil, y que supusieron una defensa infranqueable para cualquier escuadra que se aproximada a la isla. Puede visitarse, y además se organizan actividades dentro del recinto, como observaciones astronómicas, concursos de fotografía, exposiciones, mercados de antigüedades, etc.

Dirección:
Ctra. Sa Mola, s/n
07700 Maó

E-mail:
fundaciodesti@menorca.es

Web:
http://www.fortalesalamola.com/

Teléfono:
+34 971 36 86 78