Producto de la tierra Caldereta de Llagosta de Menorca

La esencia del mar menorquín

La Caldereta de Langosta es el plato estrella de Menorca, se elabora con productos locales y es un manjar que debería probar todo aquel que visite la isla.

Tradicionalmente la caldereta era un plato de pescadores elaborado con el pescado del día. La incorporación de la langosta a esta receta es relativamente actual. La Caldereta de Langosta debe su nombre al caldero de barro utilizado para su elaboración.

El ingrediente estrella es la langosta roja, capturada en aguas menorquinas mediante artes de pesca tradicionales. La importancia de elegir bien los ingredientes a base de productos locales para esta suculenta receta, es clave para preparar un plato con sabores que despiertan todos los sentidos. La filosofía esencial es un buen sofrito a base de cebollas, pimiento rojo, pimiento verde, ajo, tomate, aceite de oliva balear, sal, pimienta y pimentón dulce, una buena picada elaborada con almendra salada y tostada, ajo, perejil fresco, pan frito y una buena langosta de Menorca.

Esta joya culinaria la podrás encontrar en la carta de la mayoría de restaurantes de la isla, aunque hay un lugar que destaca por encima del resto. Se trata del pequeño pueblo pesquero de Fornells, auténticos maestros de este plato menorquín, donde se prepara la caldereta de langosta más afamada.