Playa Can Pere Antoni

Una playa urbana con vistas a la Catedral de Mallorca

Este larguísimo arenal es una de las playas urbanas de Palma, la única desde la que contemplarás impresionantes vistas a la catedral de Mallorca, verdadera joya arquitectónica del gótico.

Durante todo el año, es un lugar frecuentado por deportistas y gente que disfruta de un paseo y de la brisa marina, del aroma del salitre y de la maravillosa contemplación de la bahía de Palma. En su parte posterior transcurre un carril bici que une el barrio de Portopí —donde puedes visitar el faro del mismo nombre, uno de los faros activos más antiguos de Europa— con el núcleo turístico y residencial de Ciutat Jardí. En verano, sobre la orilla de arena de color tostado —de 750 m de longitud por unos 15 m de anchura— disfrutarás de todo tipo de servicios, como alquiler de tumbonas y sombrillas, presencia de socorrista y sillas anfibias para personas discapacitadas. Las aguas poco profundas y muy limpias convierten este lugar en un enclave perfecto para pasar un día en la playa con niños. 

Can Pere Antoni está flanqueada por espigones y hacia el este limita con el barrio de Es Molinar, el más marinero de Palma, donde encontrarás excelentes restaurantes especializados en arroces, pescados y marisco. Por su cercanía al centro de la capital (a 2 km) puedes acceder a la playa en bicicleta, a pie o en transporte público, y combinar los baños de sol y mar con jornadas culturales y de compras.