Surcando los caminos de la sal

Todo empezó en 1846 para rescatar a Barcelona de una escasez de sal que ponía en peligro a la ciudad. Un hombre de negocios tuvo una idea genial: proponer a los navegantes más afamados del momento el desafío de llevar la sal desde las Salinas de las Pitiusas a Barcelona. En 1989 se recuperó la idea adaptándola a una competición deportiva y el éxito de la convocatoria no ha parado de crecer con el paso del tiempo. Hasta 300 embarcaciones disputan cada mes de abril por el prestigioso trofeo de la Regata Ruta de la Sal.

Dirección:
Paseo Marítimo s/n
07820 Sant Antoni de Portmany

Web:
http://www.larutadelasal.com