•  Pueblos2

    Los pueblos más bonitos de Islas Baleares

    Recorre despacito los pueblos de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera y vive su esencia más original con los cinco sentidos

  •  Pueblos1

    Los pueblos más bonitos de Islas Baleares

    Recorre despacito los pueblos de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera y vive su esencia más original con los cinco sentidos

  •  Pueblos3

    Los pueblos más bonitos de Islas Baleares

    Recorre despacito los pueblos de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera y vive su esencia más original con los cinco sentidos

Recorre despacito los pueblos de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera y vive su esencia más original con los cinco sentidos

Las Islas Baleares custodian y protegen algunos de los pueblos más bonitos de España. Recorrer sus calles, respirar su atmósfera y vivir su historia se convierten en un auténtico placer para todos los sentidos.




El hecho insular y el esfuerzo de sus habitantes por preservar su identidad ha contribuido a protegerlos de los embates del tiempo, de las modas, y han sabido no solo mantener su carácter y estética, sino potenciarla y actualizarla sin alterar su esencia. A continuación os sugerimos una ruta de pueblos de las Islas Baleares que os encantará.


Pueblos de Mallorca

Fornalutx
Conocido como uno de los pueblos más bonitos de España y situado a una hora en coche de Palma, os enamorará por sus callejuelas estrechas de piedra adornadas con flores de mil colores. Esta pequeña localidad está entre la Sierra de Tramuntana y el valle de Sóller y ha sabido cuidar sus monumentos y construcciones, entre los que destaca la torre del ayuntamiento (s. XVII) y su iglesia gótica, que data de 1639.  

Valldemossa
Sin lugar a dudas, Valldemossa, es uno de los pueblos más bonitos de Mallorca. Está situado en la Serra de Tramuntana, en un entorno prácticamente virgen, que ha enamorado a artistas como el pianista Fréderic Chopin o el poeta Rubén. Sus callejones empedrados y fachadas medievales parecen sacadas de otro tiempo, y sus atardeceres de ensueño os harán sentir las personas más privilegiadas del mundo.

Sóller y el Puerto de Sóller
El pueblo del valle de los naranjos y de los olivos. Se trata de uno de los pueblos con más historia de la isla y el más incomunicado hasta los años 90, debido a las características del terreno donde está situado. Recomendamos la visita con el famoso tren histórico de madera, un viaje mágico que os brindará un punto de vista muy diferente del valle.Tampoco os podéis perder la zona del puerto.

Alcúdia
Es una de las localidades más antiguas de la isla, junto con Palma, y un tesoro lleno de historia y cultura. Recorrer su recinto amurallado y centro histórico es un placer, y la visita de su un anfiteatro romano (el más pequeño de España) es cita ineludible. Este pequeño pueblo costero es también conocido por la música y en verano se llena de conciertos al aire libre.



Pueblos de Menorca

Ciutadella
Ciutadella es la antigua capital de la isla, antigua sede de la nobleza isleña y de los máximos representantes de la iglesia. Por eso, alberga la única catedral de la isla, la Basílica de Santa María (s. XIII). Las fachadas de las antiguas casas señoriales le confieren un aspecto elegante y majestuoso, y el silencio de las callejuelas estrechas de su casco antiguo, repleto de casas encaladas, os transportarán a otra dimensión.

Maó
La historia, carácter y configuración de Maó está inevitablemente ligada a su puerto natural, uno de los más grandes de Europa y puerta de entrada de numerosas culturas que tuvieron una notable influencia en la isla. Pasear por su casco antiguo, lleno de casas encaladas, es descubrir su pasado heterogéneo, por el que han dejado huella culturas tan dispares como la árabe o la inglesa. 

Fornells
Fornells es uno de los pueblos costeros más bonitos de Menorca. Situado a escasos 10 km. de Es Mercadal, en la costa norte de la isla, su tradición pesquera se ha mantenido inalterable al paso del tiempo. Recorrer el paseo marítimo es todo un placer, y es parada obligada para de gustar la deliciosa caldereta de langosta, uno de los platos estrella de la gastronomía menorquina.  



Pueblos de Ibiza

Santa Eulària des Riu
Nos vamos al norte de Ibiza para conocer esta bella localidad  volcada al mar, y con una pequeña cima, el Puig de Missa, coronada por una iglesia rodeada de casas encaladas. La panorámica desde la iglesia –fortaleza, construida para evitar los ataques de piratas, os conmoverá. No olvidéis recorrer su paseo marítimo y descubrir su espíritu vanguardista, materializado en su Palacio de Congresos.

Sant Josep de sa Talaia
El“apellido” de Sant Josep le viene por su localización, ya que está situado en el punto más alto de Ibiza, Sa Talaia (475 m.). Este pequeño pueblo de interior, que es sin embargo la población principal del municipio más extenso de la isla, conserva la tranquilidad y sosiego de antaño. Está formado por un pequeño núcleo urbano, con una iglesia blanca típica ibicenca, y conserva algunos de los bares más tradicionales y típicos de la isla.

Santa Agnés de Corona
Se puede decir que Santa Agnés (Santa Inés de la Corona, en castellano) es uno de los pueblos con más encanto de Ibiza. Se trata de uno de los núcleos de población más pequeños de la isla y está situado en una zona protegida. Destaca por sus casas blancas encaladas, su iglesia y sus plantaciones de almendros, que se convierten en todo un espectáculo cuando florecen, entre los meses de enero y febrero.



Pueblos de Formentera

Sant Francesc Xavier
Esta es la localidad principal de Formentera, una población de casas encaladas,con muchísimo encanto, ideal para pasear sin prisas y realizar compras. Con casi  3.500 habitantes, el edificio más llamativo es la iglesia. Su aspecto exterior, tosco y austero, se debe a que también fue planteada como una fortaleza, ya que en esa época (s. XVIII) los ataques por mar eran todavía frecuentes. No os perdáis las increíbles vistas desde los molinos de Sa Mirada.

Sant Ferran
Situado en el centro de la isla, a tan solo unos kilómetros de Sant Francesc, el pueblo de Sant Ferran de Ses Roques mantiene vivo el espíritu bohemio que atrajo a hippies y artistas en la década de los setenta. Esta esencia permanece en los mercados artesanales que se celebran durante los meses de verano. En las inmediaciones, no os perdáis la torre de defensa de Punta Prima, los embarcaderos de Cala en Baster y el sepulcro megalítico de Ca na Costa.

Es Caló de Sant Agustí
Se trata de un pequeño pueblo costero, con un puerto natural y de tradición pesquera. Sus varaderos de madera, cuya función es proteger a las embarcaciones de los efectos corrosivos del mar, os parecerán de lo más pintoresco y auténtico. De hecho, fueron declarados Bien de Interés Cultural en el año 2002. No olvidéis hacer una parada en alguno de sus restaurantes de comida tradicional.



ISLAS BALEARES SIEMPRE ACTIVAS
Más propuestas para ti, no te las pierdas


Fusión de cultura y gastronomía


Para amantes de la aventura


Vive el sueño de volar en globo


Conoce las Baleares a través del deporte


Entrenamientos de alto nivel


Islas Baleares: el alma mediterránea persiste en invierno

Reconecta con la auténtica esencia del Mediterráneo y disfruta de la naturaleza, la cultura y el deporte al aire libre.

DESCÚBRENOS