Cala Llonga

Un impresionante arenal de aguas turquesas en un núcleo turístico

Tienes ante ti una playa de fina arena de 200 m de longitud por 100 m de anchura, rodeada de todo tipo de establecimientos turísticos, incluidos excelentes restaurantes con una variada oferta gastronómica.

Un enclave maravilloso donde pasarás un agradable día junto al mar, con comodidades como alquiler de hamacas y sombrillas, presencia de socorrista y pasarela para personas discapacitadas, así como servicio de baño asistido con silla anfibia para personas con movilidad reducida. Un enclave ideal al que acudir con niños, que disfrutarán de aguas limpias de escasa profundidad, y perfecto para practicar deportes náuticos como vela ligera, kayak o pádel surf. Junto a la playa hay una zona de juegos para niños y, en verano, del pequeño embarcadero que verás junto a la playa parten barcas que unen Cala Llonga con Santa Eulària, Es Canar y la ciudad de Ibiza. Cala Llonga se abre al final de un espectacular entrante de mar de 700 m de recorrido que discurre entre acantilados elevados y abruptos, entre S’Escull de Llibrell y Punta Roja, cerca de la urbanización Cala Llonga y de un camping. 

Para llegar por carretera desde Santa Eulària des Riu (a 4 km) debes seguir la señalización viaria y los desvíos, perfectamente indicados. La playa dispone de aparcamiento. También puedes desplazarte cómodamente en transporte público.