Playa Cala Bona

Una larga playa de arena accesible en el núcleo turístico de Cala Bona

Cala Bona es una bonita playa de arena de unos 340 m de longitud. Antaño, este lugar servía de refugio a las barcas de los pescadores, pero a partir de los años 60 del siglo XX empezó a urbanizarse y se convirtió en un conjunto de tres playas separadas por espigones.

Hoy Cala Bona es un núcleo turístico con todo tipo de servicios. Un excelente lugar para pasar un día junto al mar con niños, con aguas tranquilas de poca profundidad, presencia de socorrista, hamacas y sombrillas. En invierno, un enclave apacible al que escaparte para disfrutar de largos paseos junto al mar. Es una playa completamente accesible, sin barreras arquitectónicas, a la que puede acceder cualquier persona independientemente de sus capacidades físicas, con rampas de acceso y pasarelas con bandas laterales en color para ayudar a personas con discapacidad visual. 

Para llegar desde Son Servera (a 3,3 km) o desde Sant Llorenç des Cardassar (a 13 km) solo debes seguir la señalización viaria hacia Cala Bona, donde podrás estacionar muy cerca de la playa.