• Visita nuestro Instagram
  • Visita nuestro YouTube
  • Visita nuestro Twitter (X)
  • Visita nuestro Facebook
  •  Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Sobre el monte, defensiva, y en un lugar especial, así es Puig de Missa

  •  Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Sobre el monte, defensiva, y en un lugar especial, así es Puig de Missa

  •  Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Sobre el monte, defensiva, y en un lugar especial, así es Puig de Missa

  •  Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Sobre el monte, defensiva, y en un lugar especial, así es Puig de Missa

  •  Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

    Sobre el monte, defensiva, y en un lugar especial, así es Puig de Missa

Iglesia Santa Eulària, Puig de Missa

Iglesia del siglo XVI con adiciones posteriores, creando volúmenes plásticos, laberínticos, combinados con el blanco de los muros, sobre la colina, protegida, y con un porche extraordinario.

La iglesia de Santa Eulàlia o iglesia de Puig de Missa corona un montículo de 52 metros de altura sobre el nivel del mar, en un reducido núcleo urbano, y con unas vistas espléndidas al mar y a la zona.

Se ubica en el llamado Quartó de Xarc, ya existente durante la dominación árabe. Es un edificio religioso fortificado del siglo XVI, consagrado en 1568, aunque se tienen noticias de la existencia de otro templo anterior en el mismo lugar. En 1785 fue declarada parroquia por el primer obispo de Eivissa.

Como tantos otros ejemplos de arquitectura religiosa su fisonomía actual es consecuencia de diferentes adiciones y reformas. Se cree que la nave corresponde a la estructura original, añadiéndose a fines del siglo XVII y a comienzos del XVIII otras capillas, el "porxo" (o porche) y otras construcciones (la casa del vicario o cas vicari, la del sacerdote o cas capellà y la sacristía).

El interior es sobrio. Las capillas tienen advocaciones a la Virgen del Rosario, del Carmen, san Antonio Abad, los santos médicos Cosme y Damián, san Antonio de Padua, Virgen de Belén y Santísima Trinidad. El retablo mayor es barroco (1674-78),  del escultor José Ferreres, traído en el siglo XX desde San Millán (Segovia) por iniciativa del marqués de Lozoya, que tenía vivienda en el Puig, aunque la imagen central que representa a Santa Eulària es contemporánea (1940), y la tela del ático es del XVIII. La nave está recorrida por un vía crucis de azulejería valenciana. Entre las imágenes destaca el Cristo atado a la columna, del siglo XVII.

El exterior es peculiar, blanco, sobrio y mantiene la apariencia de defensivo o fortificado. También conserva un pequeño jardín. El porche de acceso, descentrado respecto al eje de la iglesia, es de gran tamaño porque allí se reunía la comunidad que vivía dispersa en el campo, tiene en su interior dos hileras de columnas con arcadas, un acceso al cementerio y un vano sencillo.

Está catalogada Bien de Interés Cultural, como todo su entorno o montículo de Puig de Missa.

Turismo responsable en las Islas Baleares

Disfruta de tus vacaciones de manera responsable

DESCÚBRENOS