• Visita nuestro Instagram
  • Visita nuestro YouTube
  • Visita nuestro Twitter (X)
  • Visita nuestro Facebook
  •  Producto de la tierra Palo de Mallorca

    Producto de la tierra Palo de Mallorca

    El protagonista del aperitivo mallorquín

  •  Producto de la tierra Palo de Mallorca

    Producto de la tierra Palo de Mallorca

    El protagonista del aperitivo mallorquín

  •  Producto de la tierra Palo de Mallorca

    Producto de la tierra Palo de Mallorca

    El protagonista del aperitivo mallorquín

Producto de la tierra Palo de Mallorca

Este licor, que cuenta con el sello de Indicación Geográfica Protegida, es una bebida espirituosa de color oscura obtenida por maceración y/o infusión de la corteza de quina y raíces de genciana, con azúcar, azúcar caramelizada y alcohol etílico.

El origen del Palo de Mallorca está vinculado con las propiedades medicinales de sus dos ingredientes principales: la genciana y la quina o palo quina, originaria de América del sur, que contiene diversas sustancias —como la quinina— que le dan un sabor amargo y astringente, pero con propiedades curativas. Ya en los siglos XVI y XVII el palo se utilizaba como una bebida medicinal.

A mediados del siglo XIX, gracias a la incorporación de otros ingredientes como el alcohol y concentrados de azúcares de higo, uva o algarroba, que mejoraron su sabor amargo, se convirtió a principios del siglo XX en el aperitivo predilecto de los isleños. Desde entonces este exquisito licor ha ido evolucionando y mejorándose hasta convertirse actualmente en uno de los licores tradicionales de Mallorca.

El palo de Mallorca ha encontrado nuevas aplicaciones en coctelería o la cocina. Así, el cóctel Peplib combina el palo con zumo de naranja y helado de vainilla. O el calimandria, que añade bitter y hielo. Por su parte, el combinado ramonet mezcla palo con zumo de naranja sanguina, soda y huelo picado. También ha encontrado buen acompañamiento en cocina, sobre todo en aves como el pato glaseado con especias o el pichón ahumado con vinagreta de legumbres y una gelatina de este preciado licor.

Si eres un clásico, nada mejor que seguir con su consumo más tradicional: mezclado con bebidas gaseosas, como el sifón, o combinado con unas gotas de limón y ginebra. Un aperitivo que deberías probar si quieres preparar el apetito para una contundente comida mallorquina.

Turismo responsable en las Islas Baleares

Disfruta de tus vacaciones de manera responsable

DESCÚBRENOS